PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS ¿QUE SON?

PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS ¿QUE SON?

 (84)    (1)    0

  Blog

PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS

Son palabras de moda y que hemos escuchado seguramente, muchas veces, "Me han recomendado que tome probióticos después de los antibióticos”, “Tengo gases y malas digestiones y me han mandado probióticos”, “Estoy estresada-do y tengo el estómago hecho un nudo, me han recomendado prebióticos y probióticos” y así en diferentes contextos, pero, ¿Sabemos realmente lo que son? ¿De qué estamos hablando y que nos estamos tomando?

Aquí van las definiciones:

PROBIÓTICOS:

Son microorganismos que llegan vivos al intestino y contribuyen al equilibrio y repoblación de la flora intestinal aportando una serie de efectos beneficiosos al organismo. No están de forma permanente, por lo que es muy importante ingerirlos con regularidad ( Lactobacillus y Bifidobacterium).

PREBIÓTICOS:

Un ingrediente fermentado selectivamente que da lugar a cambios específicos en la composición y/o actividad de la microbiota gastrointestinal, confiriendo así beneficios a la salud del huésped. Digamos que son el alimento de los probióticos (alcachofas, cereales integrales, espárragos, ajo, cebolla, y legumbres.

SIMBIÓTICOS:

Los productos que contienen tanto probióticos como prebióticos, que confieren beneficios a la salud.

Y ¿Para qué sirven?

Principalmente para mantener nuestra flora intestinal sana, y ¿sabemos a que denominamos flora intestinal? Pues es la reunión de varios billones de microorganismos, principalmente bacterias que habitan en nuestro intestino y falicitan la digestión. Desde la boca hasta el recto la capa interna del tubo digestivo presenta diferentes gérmenes que colaboran con su función. Estos microroganismos son muy útiles para el organismo ya que a cambio de que sobrevivan gracias al consumo de parte de alimento que ingerimos, ellos nos ayudan a metabolizar los alimentos, colaboran en la formación de vitaminas y otras sustancias, además de evitar, con su presencia, la proliferación de otros gérmenes patógenos. Por esta y otras razones debemos cuidar la flora intestinal.

Alimentos recomendables para mantener la flora intestinal:

Todas las frutas y todas las hortalizas, pan integral, miel pura de abeja, yogures naturales sin azúcar, aceites vegetales, germen de trigo, levadura de cerveza, etc.

Los probióticos nos ayudan en caso de :

  • Estreñimiento.
  • Diarreas.
  • Gastroenteritis.
  • Estrés (nos ayudará a deshacernos de los nervios y el nudo en el estómago y poder absorber mejor los nutrientes, y de estos nutrientes adquirir el Triptófano, aminoácido esencial para promover la liberación el neurotransmisor serotonina, involucrado en la regulación del sueño y el placer. La falta de triptófano puede contribuir negativamente a cuadros de ansiedad, insomnio y estrés).
  • Ayuda a bajar Colesterol.
  • Nos protegen de infecciones y alegrías.
  • Reducen los efectos adversos relacionados con la toma de antibióticos.
  • Ayudan frente a la mala digestión de determinados alimentos.
  • Disminuyen los síntomas de intolerancia a la lactosa.
  • Participan en la síntesis de las vitaminas del grupo B (Muy importante).
  • Aumenta la biodisponibilidad del calcio.

 

Aquellos que piensan que no tienen tiempo para una alimentación saludable tarde o temprano encontrarán tiempo para la enfermedad." –Edward Stanley.

Si te interesó este contenido no te pierdas EL TÉ (Y SUS 6 COLORES)

 (84)    (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha
Comentarios de Facebook