Ortiga Mayor, la humilde. (Urtica dioica)

Ortiga Mayor, la humilde. (Urtica dioica)

 (28)    (1)    0

  Blog

Cita Maurice Mességué al poeta latino del siglo primero de nuestra era, Cayo Petronio, el cual recomendaba a los hombres que querían aumentar su virilidad, azotarse “con un ramo de ortigas en el bajo vientre y en las nalgas”.

 

Se puede escribir folios y folios sobre las virtudes de la ortiga, por ejemplo, ¿sabíais que si nos hacemos una pequeña herida con  hemorragia, si nos frotamos con una ortiga, se nos corta la hemorragia? Si, ya se, la ortiga pica, aunque contengas las respiración.

Para no extenderme hablando sobre las maravillosas propiedades que poseen estas plantas voy a resumirlas de una forma mucho más práctica, con la única intención de darle la importancia que se merece y, sobre todo, para que sea más apreciada.

Para tranquilizar a los que temen a esta planta, hay que decir que, a las 12 horas de haberla arrancado, desparece su efecto urticante.

 

Y, de la ortiga debemos de saber que es: 

  • Antianémica: El hierro y la clorofila que abundan en la ortiga son estimulantes de la producción de glóbulos rojos, con efecto reconstituyente y tonificante, por lo que es ideal para quien tenga anemia, o simplemente estemos bajos de energía.
  • Depurativa, diurética y alcalinizante: Nos limpia nuestro hígado, nos ayuda a eliminar líquido y alcaliniza la sangre, lo que nos permite eliminar residuos ácidos de nuestro metabolismo.
  • Vasoconstrictora (contrae los vasos sanguíneos) y hemostática (detiene las hemorragias). Insisto en que nos referimos a pequeñas hemorragias de heridas e incluso nasales. Cualquier hemorragia anormal debe de ser objeto de consulta médica.
  • Digestiva: Su jugo o infusión, nos facilita la digestión y la asimilación de los alimentos.
  • Astringente: Ayuda a parar una diarrea, colitis.
  • Hipoglucemiante: Ayuda a bajar el nivel del azúcar de la sangre.
  • Emoliente: Podemos utilizar la loción de la ortiga para afecciones crónicas de la piel, como por ejemplo los eczemas.
  • Para el cabello: Tanto para el caballo graso o para la caída del cabello. Obtendremos mejores resultados si nos lo tomamos por vía oral, (jugo fresco) además de aplicarla en los últimos enjuagues de nuestros lavados, masajeando nuestro cuero cabelludo.

La ortiga se debe utilizar tanto para el interior del cuerpo como el exterior ya que sus enormes propiedades pueden sernos de gran utilidad en ambos casos. Una de las formas de aprovechar mejor sus propiedades medicinales es tomando el jugo fresco obtenido una vez que la hemos pasado por la licuadora. Lo ideal es tomar un vaso por la mañana y otro por la tarde. Otra de las formas más comunes y sencillas es mediante una rica infusión, para ello se debe utilizar 50 gr (de planta seca) por litro de agua, dejando infundir durante un cuarto de hora.

Puede tomarse también en estupendas y frescas ensaladas o cocidas (en sustitución de las espinacas), en gotas o en comprimidos.

Y como uso externo, mediante lociones sobre la piel (infusiones, decocciones, maceraciones…) o en forma de compresas.

No me extiendo más, solo os digo que la humilde ortiga, es una de las plantas con más aplicaciones medicinales, sus virtudes con incontables, así que, por favor, ¡No la desterréis de vuestro jardín!

 

        “La humildad es el sólido fundamento de todas las virtudes. -Confucio

 

PD: información obtenida del libro “Plantas que curan” del Dr: Jorge Pamplona.

Si te interesó este contenido no te pierdas LAS SEMILLAS DE ORO

 (28)    (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha
Comentarios de Facebook