Aceite de Monoi de Tahiti

Aceite de Monoi de Tahiti

  admin

 (35)    (1)    0

  El Blog de la Herboristeca

La tradición que rodea al aceite de Monoi, junto con sus propiedades físicas, hacen de el una alternativa perfecta para el cuidado personal diario.

El aceite de Monoi es originario de la polinesia francesa y para ellos es, además, un aceite sagrado, que atrae la buena suerte y la protección.

Los bebés polinesios son masajeados con Monoi desde su nacimiento, no sólo para cuidar su piel, también para protegerlos y atraer la buena suerte sobre ellos.

Preparación del aceite de Monoi de Tahití

La verdadera receta del aceite de Monoi, se obtiene macerando flores de gardenia tahitensis, más conocida como flor de tiaré, en aceite de coco puro, obtenido de la pulpa del coco.

Las flores deben recogerse al amanecer, antes de los primeros rayos de sol, y se dejan en maceración con el aceite de coco puro, unos 10 días. Se necesitan unas 10 flores de tiaré por litro de aceite de coco.

UTILIDADES:

Para la piel

  • Protege la piel de las radiaciones solares, a pesar de no tener un determinado factor de protección, evita los daños producidos por el sol, y la deshidratación.

  • Elastiza y mejora el tono de la piel.

  • Por su base de aceite de coco, puede ser utilizado en pieles mixtas y grasas. El Monoi de Tahití es un aceite no comedogénico.

  • Calma la piel sensible y/o la piel irritada, la desinflama y evita que se altere.

  • Por supuesto, por todo lo anterior, sirve para zonas muy secas como talones de los pies, codos, etc.

  • Es excelente para aplicar después de la ducha por todo el cuerpo. Evita la flacidez y previene las estrías.

  • Un aceite perfecto para masaje, ya que, a sus propiedades físicas, se le suman las propiedades relajantes y sedantes que las flores del tiaré tiene sobre el sistema nervioso.

  • Como producto de belleza para el cabello es estupendo. El pelo se suaviza en extremo, no se encrespa, brilla y es más fácil de peinar.

Como bronceador

Es sorprendente que, aun con protección muy baja o nula (es raro obtener uno con protección más alta que 8-10), no te quemas, aunque es aconsejable que en zonas sensibles como los hombros y escote utilices protección extra, para piernas y brazos es fantástico para las que quieran un color tostado.

Eso sí: no es aconsejable para pieles reactivas al sol, se trata de un aceite solar intensivo.

Y por lo que más queráis, ¡no os lo apliquéis en la cara!

Si te interesó este contenido no te pierdas LA RAIZ DEL TRAIDOR

 (35)    (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
No puede publicar un comentario porque no está registrado como cliente

Comentarios de Facebook